Comparte

Mal empezó el año para los periodistas, dos comunicadores fueron asesinados en lo que se presume fueron asaltos, mientras que en Guerrero varios compañeros también han sido objeto de agresiones y amenazas a su labor, denunció el secretario general del SNRP, Fernando Olivas Ortiz.

Entre los fallecidos está a Oscar Manuel Cristóbal Cruz, quien colaboraba en la publicación quincenal “Letra por Letra”del estado de México y fue asesinado en un presunto asalto en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México; además de José Gerardo Martínez de 35 años de edad, quien era editor del periódico El Universal, y quien perdió la vida tras un asalto ocurrido a la salida de un mercado donde acudió a comprar los juguetes para sus hijos.

Las autoridades de los tres niveles deberán poner orden en contra de sus policías porque las agresiones se siguen dando en contra de los periodistas, sobre todo cuando tienen que cubrir algún conflicto, donde son golpeados y amenazados con armas de fuego por autoridades policíacas, como sucedió en el estado de Guerrero.

El domingo 7 de enero los periodistas Bernardino Hernández (Proceso, Agencia AP, y Cuartoscuro); Sergio Robles (Agencia Quadratín); Roberto Ramírez Bravo (La Jornada Guerrero); Francisco Robles (Reforma); Carlos Alberto Carbajal (El Sur); y Héctor Briseño (La Jornada), fueron amenazados, golpeados y encañonados por elementos de la Policía Estatal, en el poblado de la Concepción Municipio de Acapulco. Por lo mismo los reporteros marcharon en la capital de la entidad para exigir a las autoridades respeto por su actividad periodística y que además les brinde la protección adecuada a su labor informativa.

El Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP) por medio del comité ejecutivo nacional que encabeza Fernando Olivas Ortiz; protesta enérgicamente contra estos crímenes y agresiones de compañeros periodistas que siguen dándose sin que las autoridades investiguen y presenten a juicio a los culpables de estos reprobables hechos, es importante que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) investigue a fondo todas y cada una de los agresiones contra periodistas y que descarte si en verdad no tuvo que ver con su actividad periodística, asimismo las agresiones a periodistas que en su actividad cotidiana son víctimas de irascibles sujetos que los agreden y entorpecen su labor de informar a la sociedad y que en ocasiones son amenazados de muerte como el caso reciente de Acapulco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *