Comparte

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa lamentamos y condenamos en los más enérgicos términos, el cobarde asesinato del reconocido periodista Jesús Eugenio Ramos Rodríguez ‘Chuchín’, quien fue arteramente ejecutado por sicarios esta mañana mientras se encontraba en un conocido restaurante del municipio Emiliano Zapata, en el estado de Tabasco.

Ramos Rodríguez se desempeñaba como conductor radiofónico en la estación Oye 99.9 FM, donde encabezaba el programa noticioso ‘Nuestra Región Hoy’, uno de los de mayor prestigio en la entidad, pues tenía más de dos décadas siendo un referente informativo para los habitantes de este estado del sureste del país.

De acuerdo a los reportes preliminares, ‘Chuchín’ se encontraba desayunando junto con otras personas en el restaurante de un hotel ubicado frente a la central camionera de la ciudad, cuando de un vehículo descendieron 3 sicarios, quienes dispararon contra él a quemarropa, acribillándolo con al menos 8 balazos de 9 mm.

El artero crimen fue confirmado por el gobernador de la entidad, Adán Augusto López, a través de su secretario Marco Rosendo Medina Filigrana, quien condenó el ataque, y emitió un exhorto al Congreso Local, para la creación de una Ley de Protección a Periodistas en la entidad.

Lamentamos que haya tenido que ser asesinado otro colega más, para que autoridades se decidan a realizar acciones de protección a periodistas, siendo que la situación de nuestro país, como uno de los más peligrosos para ejercer el periodismo en todo el mundo, lleva ya varios años sin menguar, e incluso en la misma entidad, el año pasado se registró el asesinato del comunicador Juan Carlos Huerta Gutiérrez, en condiciones que aún no han podido ser esclarecidas de forma convincente.

Se trata de un crimen que lastima y lacera a la sociedad de todo México, y con especial énfasis en la población de la entidad de donde es originario el presidente de la república. Las condolencias y muestras de cariño para ‘Chuchín’ no se han hecho esperar, el día de mañana iba a cumplir 59 años de edad, y más de 3 décadas de trayectoria ininterrumpida como comunicador, siempre responsable y dedicado a su audiencia.

Desde el SNRP hacemos un llamado a instancias federales para atraer el caso, tras la saña con la que fue ejecutado el locutor, lo cual representa también el segundo homicidio contra periodistas del 2019 y un nuevo llamado de atención para adoptar verdaderas medidas enérgicas de contención, que eviten que estos lamentables crímenes sigan repitiéndose, como han venido haciéndolo, a lo largo y ancho del país.

De igual forma convocamos a organizaciones internacionales hermanas, como la FIP y la FEPALC, para hacer eco de este nuevo crimen, que vuelve a ilustrar la cruda realidad que se vive en México, un país donde la vida de los periodistas no tiene mayor importancia, ni para los criminales, ni para la clase gobernante, que sigue sin tomar en serio este gravísimo problema que mantiene en jaque la libertad de expresión de un país entero.

Todo nuestro apoyo y más sentidas condolencias para la familia de ‘Chuchín’, este es un crimen que no podrá quedar impune, exigimos justicia.

 

Fernando Olivas Ortiz. Secretario General del SNRP.
Tabasco, México, 9 de febrero del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *