Comparte

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, externamos nuestra más enérgica condena por el artero asesinato del compañero periodista Cándido Ríos, quien fue ejecutado por un comando armado en el estado de Veracruz, a pesar de tratarse de un comunicador que se encontraba ya bajo supuesta protección gubernamental, por las amenazas de las que había sido objeto.

Esto pone en evidencia la escasa utilidad y eficacia de los actuales mecanismos de protección gubernamental para periodistas en México, a pesar de que el mismo estado de Veracruz ha sido uno de los más lacerados por este tipo de atentados contra la libertad de expresión, y que por tanto debería asumir con mayor responsabilidad este tipo de asuntos.

Exigimos al presidente de la república, Enrique Peña Nieto, a los gobernadores y a toda autoridad competente, atender finalmente y con la seriedad que corresponde, la intolerable situación bajo la cual tenemos que ejercer nuestra profesión los trabajadores de la prensa en México.

Que los programas de protección dejen de ser meros espectáculos políticos para fingir interés en el tema, y se conviertan en verdaderos mecanismos de protección, dirigidos por auténticos especialistas y profesionales capaces de ofrecer una protección real, ante la grave crisis de libertad de expresión que atraviesa el país.

Repudiamos este tipo de actos que atentan contra la libertad de prensa en México, el décimo asesinato del año contra un periodista en México, y exigimos una investigación internacional que determine con exactitud las motivaciones detrás de la muerte de Cándido Ríos, para que conduzcan de manera pronta a la captura y máxima condena contra todos los responsables.

 

Fernando Olivas Ortiz
Secretario General del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *