Comparte

El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, y Trabajadores de Actividades Similares y Conexas (SNRP), organización de periodistas de México, se preocupa y ocupa de manera prioritaria por la seguridad de los miembros de la agrupación, pero no por ello desconoce que hay diferentes organizaciones que agrupan a periodistas y foto reporteros que han sido agredidos desaparecidos y algunos ultimados recientemente de forma artera y cobarde, incluso se pueden hablar de comunicadores que no pertenecen a ninguna organización de periodistas, que se conocen como “independientes” o Free Lance (trabajador autónomo, por cuenta propia) se le presta apoya institucional y se le defiende por solidaridad gremial.

Lo anterior parte de la actuación y los principios éticos de nuestra organización gremial y desde luego de la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC), organización hermana continental de periodistas a la que pertenecemos, con sede y oficinas en Brasil y Argentina y que al igual que el SNRP depende en lo institucional y normativo de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, con sede en Bruselas, Bélgica y que agrupa a más de 140 países y a más de 600 mil comunicadores de todo el mundo y a la que también pertenece y es parte actuante el SNRP.

Por lo cual, el SNRP, en la actual coyuntura que se vive en el país, ante el sacrificio de compañeras y compañeros que han sido asesinados en las últimas semanas y con el apoyo gremial solidario de las organizaciones, de las que somos miembros, levanta la voz, demanda y exige ¡que cese la impunidad en estos ilícitos! Ya que de acuerdo a las propias estadísticas oficiales, sólo hay magros resultados de las investigaciones y desde luego nulas consignaciones de los culpables de los delitos en contra de los periodistas lo que arroja una impunidad del 97 por ciento.

Lo anterior, pone de manifiesto que falta una verdadera voluntad política para investigar, castigar, procesar y encarcelar de acuerdo a la ley, que definitivamente se incumple a los responsables intelectuales y materiales de las muertes y desapariciones de nuestros compañeros periodistas sacrificados arteramente.

El año pasado en tan solo tres meses fueron asesinados siete periodistas, Cecilio Pineda Virto, Ricardo Monlui Cabrera, Miroslava Breach Velducea, Maximino Rodríguez Palacios, Filiberto Álvarez Landeros, Javier Valdez Cárdenas y Héctor Rodríguez Córdoba. que pese a las declaraciones oficiales, tanto de Enrique Peña Nieto, presidente de la república; como del presidente de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, SCJN, Luz María Aguilar; del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, Raúl González Pérez, de que se haría justicia en la muerte de los periodistas, esta permanece ausente.

Incluso la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que agrupa a las cámaras de diputados y senadores, en un pronunciamiento público exigió a los gobiernos federal, de los estados y de los municipios, acciones reales para resolver esta problemática, y “lamentó estos reprobables acontecimientos”, pero igual, nada ha sucedido. No se requieren más leyes, se requiere solo el cumplimiento de las leyes actuales y de los protocolos que ya tenemos.

Ante esta realidad, los periodistas, que agrupa el SNRP, exige, menos palabras y más acción de las instancias responsables de hacer justicia en el país, y demandan:

*El cese inmediato a la impunidad.
*Que las autoridades responsables actúen con verdadera voluntad política.
*Que se castigue al o los culpables: sean quienes sean.
*Que se reconozca al periodista como un activo de la sociedad y un historiador del presente.
*Los reporteros solo damos las noticias no provocamos los hechos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *