Comparte

Los ataques cometidos hacia los periodistas no deben quedar impunes, enfatizó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el organismo que encabeza el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, dijo que las autoridades deben acelerar las investigaciones que permitan aclarar esos hechos y que los responsables sean sancionados conforme a derecho proceda.

De acuerdo con el registro de la CNDH, del año 2000 a la fecha suman 125 asesinatos de periodistas, desde el año 2005 se tienen registrados 20 casos de desaparición y 51 atentados contra medios de comunicación.

“Trece de los homicidios registrados desde 2005 han sido contra mujeres. La mayoría de estos casos no han sido debidamente aclarados ni los responsables sancionados”, indicó.

Sostuvo que al permanecer los ataques y delitos impunes, se genera un ambiente impropio para el ejercicio cotidiano de la actividad de los informadores y periodistas que propicia el que se presenten nuevas agresiones.

En ese sentido reiteró la necesidad de que los mecanismos de protección a periodistas y comunicadores se revisen a efecto de propiciar condiciones que les permitan ejercer su trabajo con mayor libertad y seguridad.

“La violencia contra periodistas y comunicadores es una forma de censura, de supresión de la verdad y un desafío para la justicia que la sociedad reclama”, mencionó.

El organismo defensor de derechos humanos agregó que el ataque a los periodistas vulnera el derecho a la libertad de expresión y reconoció la importancia del oficio de informar así como los riesgos a los que están expuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *