Comparte

La Canadian Journalists for Free Expression (CJFE) ha perdido a un querido amigo, mentor y ex presidente. Arnold Amber, periodista visionario, activista y humanitario, quien falleció el Día del Trabajo, 4 de septiembre de 2017.

Arnold fue presidente de CJFE hasta 2015, y miembro del Consejo por más de 20 años. También fue reportero, productor ejecutivo de CBC y director de CWA / SCA Canada, el órgano matriz del Canadian Media Guild y otros 26 sindicatos de medios que representan a los empleados de la industria de las comunicaciones.

Cuando fue contratado por Reuters, el principal servicio de noticias del mundo, para ser un corresponsal extranjero, Arnold Amber optó por África, tarea nada fácil en ese momento, pero siempre estaba a la altura de un desafío. Sospechó Reuters, que era extraordinariamente brillante, rápido en sus pies y carismático. Rasgos aparentemente extraños en un introvertido intelectual, pero definiendo características que iban a influir en el curso de la vida pública y privada de Arnold.

En poco tiempo, Arnold se convirtió en un experto en política, economía y luchas sociales de no uno sino muchos países en el continente. Como reportero, tenía muchos regalos; él era persistente, perspicaz, escéptico, no cínico, y desarmadamente ingenioso. Tal vez su mayor regalo, y uno que iba a utilizar con gran efecto más tarde como un activista y dirigente sindical, fue su capacidad para comprender cuestiones complejas y hacerlas parecer simples.

Arnold se destacó al informar. Era exigente, creativo y, lo que es más importante, significativo. Ha aprendido durante su mandato cómo era la democracia que definía la vida, y cuán profundamente confiaba en una prensa libre y autorizada. Ha pasado el resto de su vida luchando por ese principio.

Para hacer avanzar este trabajo ayudando al periodismo canadiense e internacional, ha liderado los esfuerzos para iniciar varios grupos de promoción sin fines de lucro. Más de 30 años después, los Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE, por sus siglas en inglés), su programa de Periodistas en Socorro y la IFEX, una secretaría internacional de grupos de libre expresión, continúan haciendo un trabajo respetado ayudando a la profesión.

Siempre visionario, antes de retirarse, Arnold forjó un acuerdo único con el poderoso sindicato que representa a los trabajadores de los medios de Estados Unidos. Unirse a CWA como parte del sindicato de medios de CWA Canadá ha dado a la CMG la seguridad para continuar el trabajo que aspira a realizar.

Muchos simples mortales habrían sido aplastados por todo este trabajo, pero Arnold no hizo nada a medias. Nunca se escapó de una llamada, decisión difícil, lucha política o confrontación con la dirección. CWA Canadá presidente Martin O’Hanlon y yo entre ellos. He estado trabajando con periodistas y periodistas durante muchos años.

Él era una fuerza única y un armario humanitario, mis palabras, no las suyas. Era demasiado práctico y modesto para abrazar la elevada etiqueta humanitaria.

Estamos muy agradecidos por el tiempo que pasamos con él. Gracias a Phyllis, su esposa y compañera constante, por habérnoslo prestado. Le estamos agradecidos por hacer tanto trabajo extra en casa, permitiendo a Arnold el tiempo para hacer tanto por todos nosotros.

 

Este obituario fue proporcionado para CJFE por Carmel Smyth, periodista y ex presidente de CMG, y fue traducido por el SNRP.

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, nos unimos a la pena que embarga el gremio periodista en nuestro nación hermana de Canadá, y reconocemos en Arnold una fuente de inspiración para seguir trabajando en defensa de los trabajadores de la prensa. Descanse en paz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *