Comparte
La FAPE se suma a la condena de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ante el que ha calificado como “un crimen contra la libertad de expresión”. Ambas federaciones instan a las autoridades a iniciar una investigación seria que dé con los responsables

El periodista Rafael Murúa Manríquez, de 34 años, fue asesinado en el Estado de Baja California Sur, en el norte de México. Su cuerpo fue hallado el pasado domingo con signos de violencia. Desde 2017, el reportero estaba incluido en el protocolo de protección a periodistas del Gobierno mexicano a causa de las constantes amenazas que recibía por su trabajo periodístico. Su homicidio, es el primero del año contra un periodista en México.

Si bien hasta el momento no hay ninguna confirmación de que se trata de un crimen vinculado a su profesión, la prensa local indica que el reportero había denunciado amenazas ligadas a su labor periodística como director de la radio comunitaria Radiokashana a finales del 2018 y que fue incorporado al Mecanismo Federal de Protección a Periodistas de México en 2016.

Según el reciente informe publicado por la FIP, México es uno de los países más mortíferos para ejercer la profesión periodística en América Latina y el Caribe.  Sólo en 2018, el país norteamericano tuvo un saldo de 11 comunicadores asesinados y un periodista desaparecido, Agustín Silva, de quien no se tienen novedades hasta el momento.

El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), afiliado de la FIP en México, expresó mediante un comunicado oficial: “Exigimos una investigación pronta y efectiva para dar con cada uno de los responsables e involucrados en tan lamentable suceso; aplicando también las más severas sanciones en su contra. Reiteramos nuestro apoyo absoluto a la familia de la víctima, así como al gremio en Baja California Sur, siendo este un acto que atenta gravemente contra la libertad de expresión y el ejercicio profesional del periodismo”.

La FAPE y La FIP se suman al comunicado del SNRP e insta a las autoridades del país norteamericano a agotar todas las instancias de investigación para dar con los responsables de este ataque a la libertad de expresión.

 

Por fape.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *