Comparte

El cuerpo del comunicador fue identificado con un disparo en la nuca el pasado 2 de diciembre en Nayarit. La Federación Internacional de Periodistas (FIP), organización que representa a 600.000 trabajadores y trabajadoras en el mundo acompaña a su afiliado en México, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) en el reclamo a las autoridades de agotar todas las investigaciones.

Se trata del periodista Jesús Alejandro Márquez Jiménez, quien fue asesinado de un balazo el pasado 1 de diciembre e identificado por su familia el día siguiente, en el estado occidental de Nayarit. Su cuerpo fue encontrado en una zona cercana al aeropuerto de  de Tepic. Según la prensa local, el periodista habría cenado con su familia el viernes 30 de noviembre cuando al recibir una llamada salió de su domicilio y no regresó jamás.

De acuerdo con las primeras versiones oficiales, la Fiscalía General de Nayarit informó que se está trabajando en las líneas de investigación correspondientes y en su momento se dará un posicionamiento oficial  al respecto.

El periodista era director general de Orión Informativo, un medio de comunicación propio y durante 8 años colaboró en Crítica Digital. Se trata del primer periodista asesinado durante los primeros días que lleva Andrés Manuel López Obrador como presidente de México.

El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, (SNRP), afiliado mexicano de la FIP. señaló en un comunicado oficial: “Exigimos a las autoridades, una investigación expedita y donde se abarquen todas las líneas de investigación posibles, incluidas aquellas relacionadas con su trabajo en los medios de comunicación, más aún por su tonalidad particularmente crítica con funcionarios de gobierno.Reiteramos además la necesidad de implementar también verdaderas medidas de seguridad, para evitar que estos lamentables hechos se sigan suscitando con cotidianidad en nuestro país”. Asimismo afirmó: “Un periodista caído desde el primer día de una nueva era en México, amerita un llamado de atención urgente, para recordar de forma explícita la grave situación que afrontan los comunicadores de nuestro país actualmente, y se tomen enérgicas y contundentes medidas, para evitar que de forma definitiva este tipo de actos sigan lacerando la libertad de expresión de un país entero”.

La FIP se une al SNRP en el reclamo de justicia e insta a las autoridades a poner fin a la impunidad que azota fuertemente a lxs periodistas mexicanos. De este modo insta a la nueva gestión que gobernará el próximo sexenio a tomar la iniciativa de frenar la grave situación del periodismo en el país norteamericano, ya que es el que más agresiones a la prensa recibe en toda la región y con una tasa de impunidad que supera el 98% de los casos. No puede haber libertad de prensa si lxs periodistas ejercen su profesión en condiciones de pobreza, corrupción o temor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *