Comparte

Por retratar la mudanza del PRD en San lázaro camarógrafos de Azteca Noticias, Televisa y el fotógrafo de Excélsior son retenidos

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP) hacemos un llamado a las autoridades para investigar a fondo las agresiones que este lunes por la tarde, llevaron a cabo un grupo de trabajadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de la Cámara de Diputados en contra de trabajadores de los medios de comunicación.

El personal perredista retuvo y agredió a dos camarógrafos y a un fotógrafo cuando estos realizaban labores periodísticas para registrar imágenes de la mudanza de los diputados, quienes dejarán el cargo y oficinas el último día de agosto en San Lázaro.

Los colegas periodistas, a pesar de haberse identificado como tales, fueron privados de su libertad por más de 45 minutos, los trabajadores de la lente responden a los nombres Édgar Trejo Mendoza, de Azteca Noticias, Gabriel Ávila Mancilla, de Televisa y, el fotógrafo del periódico Excélsior, Mateo Reyes Arellano.

Acatando órdenes los trabajadores mantuvieron retenidos a los reporteros por espacio de 45 minutos en una oficina del cuarto piso del edificio “B” del Palacio Legislativo de San Lázaro, bajo la amenaza de no dejarlos ir, sino borraban las imágenes de las cajas de la mudanza que habían captado. Solo así habrían logrado salir.

Los dos camarógrafos y el fotógrafo se identificaron como representantes de sus respectivos medios de comunicación, pero Beatriz Clímaco, Coordinadora Administrativa de la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados, azuzo al grupo de trabajadores, quienes rodearon, amedrentaron y retuvieron a los compañeros.

Incluso, pedían que interviniera la Policía Federal para que los colegas periodistas fueran detenidos y trasladados al Ministerio Público Federal, bajo el argumento de que se encontraban en un edificio federal sin permiso, cuando son compañeros acreditados para la cobertura de las actividades de la Cámara de diputados desde hace dos y hasta seis legislaturas.

La oficina de Comunicación social expidecredenciales que acreditan a los periodistas de diferentes medios de comunicación, para que puedan realizar sus actividades de informar a la ciudadanía de los diferentes eventos que se desarrollan en el edificio de los legisladores federales.

Este es el primer caso que se conoce de privación de la libertad en la Cámara de Diputados en contra de comunicadores que hacen su trabajo diariamente, lo que genera indicios de que políticos y sus allegados pudieran estar violentando los derechos humanos de periodistas, desde el mismo Congreso de la Unión, por lo que desde el Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP) demandamos que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión​ (FEADLE) investigue a fondo este inadmisible atentado en contra de la libertad de expresión.

 

Comité Ejecutivo Nacional del SNRP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *