Comparte

Este 3 de mayo se conmemora a nivel mundial una jornada más por el Día de la Libertad De Prensa, un concepto que al menos en México sigue siendo decepcionante, debido a las múltiples agresiones que mes con mes se siguen registrando a nivel nacional, y que ponen de manifiesto la falta de interés de las autoridades en garantizar este derecho, que debería ser esencial para toda sociedad democrática.

Asesinatos contra periodistas en México

Aprovechamos esta jornada para hacer un recuento de algunas de las amenazas más flagrantes contra la libertad de prensa en México, comenzando por la más grave: los homicidios.

A pesar de que el nuevo sexenio, inició con grandes bríos de esperanza, resulta desalentador que hemos llegado ya a al menos 9 periodistas asesinados desde diciembre a la fecha:

  1. Jesús Alejandro Márquez Jiménez. 1 de diciembre. Nayarit
  2. Diego García Corona. 6 de diciembre. Estado de México
  3. Rafael Murúa Manríquez. 21 de enero. BCS.
  4. Jesús Eugenio Ramos Rodríguez. 10 de febrero. Tabasco.
  5. Reynaldo López. 16 de febrero. Sonora.
  6. Samir Flores Soberanes. 20 de febrero. Morelos.
  7. Santiago Barroso Alfaro. 15 de marzo. Sonora.
  8. Omar Iván Camacho. 24 de marzo. Sinaloa.
  9. Telésforo Santiago Enríquez. 2 de mayo. Oaxaca.

No solo resulta preocupante esta cantidad que significa que hay un periodista asesinado en México cada 17 días, sino que además, no hay ni un solo caso que haya sido esclarecido de forma total, donde se tengan confirmadas las causas, así como detenidos todos los responsables, lo que representa de igual forma un índice de impunidad alarmante.

Hostigamiento a periodistas

De igual forma, las amenazas, agresiones verbales y demás formas de hostigamiento son otra de las constantes que tienen que siguen sufriendo los periodistas a nivel nacional.

Lo que preocupa de sobremanera, es que no solo se presentan desde sectores habituales como la delincuencia organizada y los intereses criminales afectados con trabajos periodísticos, sino que ahora, se está multiplicando además una nueva forma de amenazas, surgida de sectores politizados, que están agrediendo de manera violenta a toda expresión crítica con el nuevo gobierno.

Estos ataques, van desde insultos a periodistas que hacen preguntas incómodas en las conferencias presidenciales, hasta directores de medios, como el caso de Reforma, que han recibido también amenazas de muerte, por mantener una postura crítica del gobierno, lo que debería ser una característica natural de la prensa en cualquier lugar del mundo.

En esta jornada mundial por la #LibertadDePrensa, organismos como Citizen Lab también han aprovechado para hacer un recuento de los periodistas espiados con el software israelí Pegasus, siendo México el país donde se tiene un mayor número de casos confirmados.

Y aunque estas agresiones, se registraron desde el sexenio anterior, en el SNRP vemos con desilusión, que las promesas de abandonar este tipo de tácticas de espionaje, al parecer no fueron más que pura demagogia para ganar votos, pues no solo siguen sin atenderse las recomendaciones de la CNDH, en el sentido de que este software debe ser inhabilitado de forma definitiva de las entidades gubernamentales, sino que incluso candidatos a gobierno, como el caso de Miguel Barbosa, aspirante de la coalición Morena-PVEM-PT para el gobierno de Puebla, han señalado explícitamente que continuará usando este software, afirmando que será usado para combatir a la delincuencia organizada, el mismo pretexto con el que anteriormente se implementó, pero que en la práctica se volvió un arma de espionaje contra periodistas y adversarios políticos.

 

Ataques a los derechos de los periodistas

Casos como el de Notimex de igual forma exhiben la decepcionante degradación social que se vive en este periodo de transición, lo cual tira por la borda muchas de las esperanzas de cambio.

Las agresiones a los derechos laborales de los corresponsales en el extranjero, se ha vuelto un caso emblemático que ha dado la vuelta al mundo, pero también resulta paradigmática la actitud prepotente de su directora Sanjuana Martínez, quien ante las denuncias de periodistas como Guadalupe Lizárraga, por evidentes indicios de censura, se ha limitado a responder con insultos y de forma soez a los legítimos cuestionamientos; y además, refrendando de forma flagrante una tendencia a favorecer intereses criminales, que están también detrás de las amenazas y agresiones en contra de la periodista fundadora de Los Ángeles Press, misma actitud que también ha mostrado hacia los corresponsales en el extranjero, desplazados de su empleo, después de años, e incluso décadas de ardua labor periodística.

Asimismo, vemos con preocupación los reportes provenientes de diversas delegaciones del SNRP a lo largo de toda la república, donde se ponen de manifiesto denuncias de falta de apoyo a los medios, particularmente locales, quienes están siendo desplazados de forma tajante, de los contratos públicos, de una forma inexplicable.

A pesar de que decenas de medios locales, reportan que han concretado convenios con entidades gubernamentales, tales como alcaldías, legislaturas y estados, persiste la denuncia, que de forma inusual, los recursos públicos aún no están disponibles para este sector, lo cual representa ya casi un año sin poder facturar -considerando también el veto electoral-, lo cual está poniendo en jaque a decenas de medios y cientos de periodistas alrededor del país, generando de igual forma una grave crisis social de forma injustificada; ya que además, esta actitud de indiferencia, aplica solamente para los medios locales, y no así para aquellos de alcance nacional.

 

Así es como en México pasamos una jornada más de supuesta #LibertadDePrensa, en un estado constante de agresiones, que siguen consolidando a nuestra nación, como una de las más peligrosas para ejercer el periodismo; aún así, refrendamos nuestra postura, y hacemos un enérgico llamado a adoptar políticas y actitudes más enérgicas y congruentes, a la altura de las expectativas de un país que aún mantiene la esperanza de un cambio verdadero.

 

Comité Ejecutivo Nacional. Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa.
Fernando Olivas Ortiz. Secretario General.

3 de mayo 2019, México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *