Comparte

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa emitimos nuestra más enérgica condena por los atentados en contra de la libertad de expresión del periodista Humberto Padgett León, instando de igual forma al senador Eruviel Ávila a desistir de las agresiones que pondrían en grave riesgo la estabilidad laboral y personal del periodista, después de la resolución condenatoria dictada por el Juez Tercero Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec.

De entrada resulta poco ético, que una demanda que por su carácter tuviera que haber sido oficiosa, se haya conducido a través de un juez de Ecatepec, municipio donde tiene una enorme influencia política el ex gobernador del Estado de México, quien ya ha sido dos veces alcalde y dos veces diputado local en representación de este municipio, y quien también ha sido evidenciado con ilegales repartos de notables posiciones jurídicas.

Como organización defensora de los derechos de los periodistas, reiteramos no solo los derechos constitucionales básicos, sino también la posición expresada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se ha refrendado el máximo grado de protección constitucional a la libertad de expresión, cuando se trata de información relacionada con personalidades de interés público, que ha ha sido difundida públicamente a través de la prensa y que pretende fomentar el debate público.

Asimismo nos parece preocupante que en la resolución del juez, de ninguna forma se demuestra, y de hecho ni siquiera se enuncia, el presunto daño a la parte acusadora, lo que se supone es una de las motivaciones esenciales de la demanda; además de que tampoco queda demostrado, ni siquiera de forma vaga, que los argumentos expuestos por el periodista hayan sido falsos.

El periodista Humberto Padgett, como funciona en el ejercicio profesional del periodismo, no solo de México, sino a nivel mundial en países democráticos, no expone sus argumentaciones de la nada, sino que en el libro en cuestión existen al menos 5 testimonios -que no son anónimos- de personas cercanas al círculo personal de Eruviel Ávila, quienes son la fuente de los argumentos expuestos. Por tanto, esta resolución, estaría amenazando a todos los periodistas que recurrimos a fuentes personales o testigos para ejercer nuestra profesión, lo cual resulta una aberración, pues eliminaría una de las formas básicas para el ejercicio periodístico.

Los periodistas, tenemos el derecho de exponer el testimonio de fuentes, más aún cuando estas tienen un carácter coincidente con las investigaciones, lo que es un derecho inherente de los periodistas a nivel mundial; lo cual, a pesar de los siglos de lucha en defensa de la libertad de expresión, quedaría en grave riesgo en el caso de México con esta resolución.

De igual forma nos parecen preocupantes los señalamientos del periodista demandado, en el sentido de que esta pudiera ser una forma de inhibición del periodismo, al tratarse de un profesional que ha dedicado gran parte de su vida a exhibir y denunciar con lujo de detalle múltiples casos de corrupción en el Estado de México, muchos de ellos ligados también a la gestión del ex gobernador Eruviel Ávila.

Hacemos un llamado a que prevalezca el sentido común y se respete la libertad de prensa; al tiempo que refrendamos nuestra solidaridad y respaldo al periodista Humberto Padgett, y a todos los comunicadores agredidos en nuestro país.

 

Fernando Olivas Ortiz. Secretario General del Sindicato Nacional de Redactores de Prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *