Comparte

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, condenamos las agresiones contra la prensa, y demás acciones contra la libertad de expresión en Chile, y exhortamos a respetar las garantías esenciales para el sano desarrollo del país.

A lo largo de todo el continente, hemos visto con preocupación múltiples ataques a comunicadores, en diferentes ciudades del territorio chileno, por lo que exhortamos a las autoridades y fuerzas armadas, a conducirse con pleno respeto a los derechos humanos, no solo para garantizar su integridad, sino también para ejercer su actividad profesional.

Asimismo, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC), expresa su solidaridad con su afiliada Federación Nacional de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social de Chile (FENATRAMCO) y condena las limitaciones que las fuerzas armadas y los carabineros imponen al ejercicio del periodismo, tras el toque de queda impuesto por las autoridades chilenas.

Luego del fin de la dictadura militar, es la primera vez que se requiere de un salvoconducto para ejercer el periodismo y dar cobertura a las acciones que se desarrollan en Chile y flaco favor hace a la búsqueda de acuerdos y consensos, para salir de la crisis que vive esta nación.

Una democracia se sostiene sobre la base del respeto y garantías a derechos fundamentales como la Libertad de Expresión y un periodismo independiente. Por lo que instamos al gobierno de Chile a replegar a las fuerzas militares, detener el uso excesivo de la fuerza, para reprimir a la población manifestante y buscar mecanismos de diálogo, que permitan superar el descontento popular, ante las necesidades que no son satisfechas a la población menos favorecida.

A la fecha la FEPALC ha registrado la retención de dos periodistas: Pablo Jofré (TeleSur) y Fabián Collado (TVN), liberados horas después de su arresto; ataques a equipos periodísticos de prensa local: camarógrafo de canal 13 -expulsado a manotazos por militares de cobertura- y corresponsales de prensa extranjera -como es el caso de Luciani Gomes de la BBC de Londres-, negativas de otorgamiento de salvoconducto -entre ellas a la periodista Andrea Aristegui de Mega y radio Infinita-, a quien Carabineros le expresó que “los periodistas no pueden trabajar en toque de queda”, entre otros casos.

Ante todo ello, la FEPALC, se une a su afiliada la FENATRAMCO, en su declaración pública, donde advierte que la paz social no se logra con una declaración de guerra, por parte del presidente Piñera, y reitera su solidaridad en la lucha que el pueblo chileno lleva adelante, en la búsqueda de una mejor calidad y condición de vida.

Zuliana Lainez

Presidenta FEPALC

Filemón Medina

Secretario de Derechos Humanos FEPALC

Fernando Olivas Ortiz

Fiscal FEPALC

FEDERACIÓN DE PERIODISTAS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (FEPALC)

Federación Nacional de Periodistas del Ecuador (FENAPE)

Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ)

Federación Colombiana de Periodistas (FECOLPER)

Sindicato Nacional de Periodistas de Costa Rica

Federación Nacional de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social de Chile (FENATRAMCO)

Associations des Journalistes Haitiens (AJH)

Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México (SNRP)

Sindicato de Periodistas de Panamá (SPP)

Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)

Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP)

Asociación de Prensa Uruguaya (APU)

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de República Dominicana (SNTP)

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *