Comparte

1 de septiembre 2017.- La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció el viernes “una degradación rápida, profunda de la libertad de prensa” en el mundo y “situaciones extremadamente graves” en América Latina, particularmente en México, Venezuela y Colombia.

“América Latina es un continente particularmente afectado por la violencia contra los periodistas”, dijo a la AFP Christophe Deloire, secretario General de RSF, al margen de una conferencia de prensa en Bogotá, la víspera de una reunión de corresponsales latinoamericanos de esa ONG, con sede en París y representación en 130 países.

Denunció así “situaciones extremadamente graves en países como México”, donde más de 100 periodistas han sido asesinados desde el año 2000, y condenó la “violencia institucionalizada, que permite golpear a periodistas, convertida en política de Estado” por el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Respecto a Venezuela, Emmanuel Colombié, director de RSF en América Latina, mencionó “más de 550 agresiones desde el 1 de abril” contra reporteros, mientras que “35 periodistas fueron arrestados por cubrir las manifestaciones” y “más de 50 canales de televisión y radio, nacionales e internacionales, fueron sacados del aire arbitrariamente desde el inicio del año”.

Señaló también que Colombia, que firmó en noviembre el acuerdo de paz con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha avanzado cinco lugares en la clasificación de libertad de prensa establecida por RSF, pero sigue siendo el número 129 entre 180 naciones.

Al recordar que hubo 58 asesinatos de periodistas entre 2000 y 2015, Deloire denunció el hecho de que “todavía hay hoyos negros en la información” y “los periodistas son amenazados de una manera extremadamente violenta” en muchas regiones.

También consideró “esencial que las cláusulas de los acuerdos de paz que se ocupan de los medios de comunicación se apliquen lo antes posible” para garantizar un mayor pluralismo de la información.

“A escala mundial hay una degradación rápida, profunda de la libertad de prensa (…) incluso en democracias que han caído en una represión muy fuerte”, declaró Deloire en la conferencia de prensa.

Especialmente calificó a Turquía como la “más grande prisión del mundo actualmente para periodistas, con más de 100” detenidos, y también advirtió que China, “no contenta con reprimir la libertad de prensa en su país, (…) intenta imponer un nuevo orden mundial a los medios”.

 

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *