Comparte

2 de octubre 2017.- Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa externamos nuestra más enérgica condena por el artero asesinado del comunicador Javier Lucero, quien fue ejecutado en la ciudad de La Paz, Baja California Sur.

El caso es particularmente grave, pues Javier fue camarógrafo del desaparecido canal 10 de televisión, extinto medio informativo a donde también pertenecía Maximino Rodríguez Palacios, quien fue asesinado en abril pasado en la misma ciudad.

Al igual que en el caso de Maximino, Javier fue atacado por un comando armado en el estacionamiento de un centro comercial, en incidente donde también habría resultado lesionada su esposa.

Hacemos un llamado a las autoridades locales, estatales y federales a realizar una amplia y expedita investigación para asegurar a todos los responsables y esclarecer estos lamentables hechos que vuelven una vez más a poner de luto al gremio periodístico en Baja California Sur y en todo el país.

Asimismo exigimos garantías de seguridad para la familia de la víctima, al tiempo que exhortamos a agotar responsablemente todas las líneas de investigación.

 

Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *