Comparte

La muerte del periodista Juan Carlos Hernández Ríos, colaborador del portal La Bandera Noticias de Yuriria, en Guanajuato, pone de manifiesto el clima de impunidad en que se desenvuelven los criminales para segar la vida de quienes se dedican a informar a la comunidad.

Nuevamente los protocolos de seguridad fallan y las autoridades de los tres niveles de gobierno se vuelven omisas y es más fácil decir que la víctima no se desenvolvía como periodista, no obstante que el occiso de 29 años de edad, fue atacado con total saña por dos hombres vestidos de negro que portaban armas de grueso calibre al salir de su domicilio en la colonia Guadalupana, por lo que no se debe descartar de forma apresurada ninguna línea de investigación.
 
Quedó demostrado según testigos que Hernández Ríos, quien era auxiliar de redacción y fotógrafo del portal de noticias, fue trasladado con vida al hospital comunitario de Yuriria, sin embargo, falleció al ser atendido, de esta manera el calendario sangriento en contra de los periodistas sigue creciendo y en el año ya son once los crímenes en contra de quienes se dedican a informar a la sociedad.
 
El periodista sacrificado también era taxista, trabajaba para el portal La Bandera Noticias, que en los últimos meses ha logrado viralizar contenido policiaco en la entidad como el video de los policías del municipio de Salamanca que acusaron a directivos de la corporación antes de ser asesinados y el video del ataque a policías la noche de este lunes en Apaseo El Alto Guanajuato, por lo que no se puede descartar que nuevamente se trate de un caso donde autoridades tengan algo que ver en la muerte del periodista.

Señaló Fernando Olivas Ortiz, Secretario General del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), que una vez más se demuestra el clima de impunidad que priva contra los crímenes de periodistas en México, y refuerza la exigencia de nuestros organismos internacionales, SNRP, FIP y FEPALC para que el gobierno de Enrique Peña Nieto adopte mayores medidas, y que este crimen no quede impune, como muchos más.

Foto Sergio Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *