Comparte
  • Ya suman 11 asesinatos de periodistas en el 2019

Ciudad de México.- Un nuevo crimen enluta la actividad periodística de México, tras aparecer sin vida, Rogelio Barragán Pérez, director del portal informativo Guerrero al Instante, quien fue asesinado y su cadáver encontrado ayer, maniatado y con huellas de tortura en la cajuela de un automóvil abandonado en el municipio de Zacatepec, Morelos, de acuerdo a información de las autoridades policíacas locales.

El cuerpo sin vida del reportero, quien dirigía un portal con sede en Chilpancingo, Guerrero, fue hallado en la cajuela de un auto compacto Jetta con placas de circulación HCM 2196, estacionado entre las calles 21 de Marzo y Circunvalación de la colonia Benito Juárez de Zacatepec, Morelos.

La policía municipal delimitó la zona para que los agentes de la Fiscalía del estado de Morelos y personal de los servicios periciales  pudieran realizar el levantamiento del cuerpo de Barragán Pérez, de 55 años, quien pasa a formar parte de la estadística de reporteros asesinados este año.

Mientras las autoridades locales de Morelos ya realizan las investigaciones correspondientes para esclarecer el homicidio, diferentes  organizaciones periodísticas señalan la situación de indolencia de autoridades de los tres niveles de gobierno para detener la ola criminal en contra de periodistas que en este año acumula 11 asesinatos (sin que se reporten detenidos), lo que reafirma que la labor de informar es una de las actividades más peligrosas en nuestro país.

El Portal Informativo Guerrero al Instante difunde principalmente notas relacionadas con la inseguridad y el crimen organizado, así como temas sociales y políticos, y ya habían recibido amenazas, sin embargo no se activó ningún protocolo de seguridad.

A nivel internacional es conocido y comentado que México continúa siendo la nación más peligrosa para ejercer la actividad periodística y por lo mismo pedimos desde el SNRP, como afiliados a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), que agrupa a 600 mil periodistas de todo el mundo, la participación decidida del gobierno mexicano, para que cesen en nuestro país los asesinatos de periodistas, de modo que las autoridades, de los tres niveles de gobierno, cumplan de mejor forma con la misión de darle seguridad a los encargados de informar a la sociedad de lo que acontece en forma cotidiana.

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) demandamos a las autoridades federales su intervención decidida para esclarecer este oprobioso crimen de Rogelio Barragán, quien ya había recibido amenazas y no hubo un protocolo de seguridad para resguardar su vida.

 

Por el Comité Ejecutivo Nacional del SNRP
Fernando R. Olivas Ortiz. Secretario General

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *