Comparte

El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa se ha reunido en la oficina del Fiscal Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión quien prometió reuniones cada dos meses.

El pasado lunes 11 de diciembre el Secretario General del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, Fernando Olivas Ortiz y el Secretario de Trabajo Rogaciano Méndez, fueron recibidos por el Fiscal Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, responsable de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE). Esta Fiscalía es la autoridad encargada de dirigir, coordinar y supervisar las investigaciones y, en su caso perseguir los delitos cometidos en contra de quienes ejercen la actividad periodística o se cometan en razón del ejercicio del derecho a la información.

El objetivo de dicho encuentro consistió en solicitar un mayor compromiso de la FEADLE y el Gobierno de Peña Nieto en la investigación de los casos de periodistas asesinados en México, y pautar reuniones con mayor frecuencia a fines de conocer los avances que tenga la Institución en las respectivas investigaciones debido a la alarmante situación que sufre el gremio periodístico mexicano.

Durante la reunión se cuestionaron los avances que existen en la actualidad con respecto a los asesinatos de periodistas, que durante el 2017 ya suman 11, y se presentaron ante el Fiscal las acciones que a nivel Internacional y regional viene gestando el SNRP con el apoyo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y Unifor. El Fiscal Sánchez Pérez del Pozo, por su parte, se comprometió a consolidar una reunión cada dos meses con el SNRP para informar sobre los avances en las investigaciones que realiza la Fiscalía.

Si bien la creación del organismo ha sido un requisito indispensable para frenar el escenario de violencia que viven los y las trabajadores/as de prensa en México, desde la asunción del presidente Enrique Peña Nieto en 2012 los cifras de periodistas asesinados se han triplicado, el financiamiento de la FEADLE se ha reducido cada vez más, y la tasa de impunidad en los delitos contra periodistas se mantiene en un 98%.

Ante el grave panorama y para presionar a nivel internacional al gobierno mexicano, la FIP está llevando adelante una campaña global a fin que fortalezca los mecanismos de protección e investigación. Consideramos que es fundamental e indispensable para la libertad de expresión e información de la ciudadanía que los crímenes contra periodistas se investiguen y se entiendan como un deber de la justicia.

 

ifj.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *