Comparte

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa condenamos en los más enérgicos términos el letal ataque armado ocurrido en la ciudad de Hermosillo, Sonora, en contra de dos reconocidos comunicadores, el locutor Reynaldo López, quien lamentablemente perdió la vida, y el colega Carlos Cota, quien resultó gravemente herido y se debate en estos momentos entre la vida y la muerte.

Es de suma preocupación la saña con la cual siguen siendo atacados los periodistas en México, pues los actos de violencia continúan presentándose de forma frecuente, y con un exacerbado nivel de brutalidad que sigue incrementando de forma incontenible la lista víctimas a lo largo del país.

Reynaldo se desempeñaba como locutor de radio, mientras que Carlos Cota era principalmente reconocido por haber sido periodista deportivo en Televisa Deportes; el auto en que viajaban en la la colonia Las Pilas, recibió al menos 14 balazos, de acuerdo al primer reporte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Nuestro colega locutor de 42 años lamentablemente perdió la vida en el lugar de los hechos, convirtiéndose así en el tercer periodista asesinado en lo que va del año, lo cual también deja un preocupante promedio de casi un periodista asesinado cada dos semanas.

Por su parte, Carlos Cota, quien tiene la misma edad, está siendo atendido en terapia intensiva en un nosocomio del mismo estado de Sonora, donde se reporta grave.

Exigimos la aplicación de las medidas cautelares solicitadas para la CNDH, tanto para Carlos Cota, como también para las familias de ambos comunicadores, debido al enorme riesgo que tienen en estos momentos, por lo que se hace prioritaria su protección.

Externamos nuestro más sentido pésame para la familia de Reynaldo López, a quien reiteramos toda nuestra solidaridad y apoyo en estos momentos difíciles, comprometiéndonos asimismo a no cesar en la exigencia de justicia para estos lamentable incidentes que no deberían tener cabida en ningún país del mundo.

De igual forma hacemos un llamado a organizaciones internacionales de periodistas, para hacer eco de esta denuncia, de manera que el presidente de la república tenga constancia de la enorme preocupación que esta situación genera incluso más allá de nuestras fronteras.

Lo que está sucediendo en México, no puede seguir tolerándose como parte de la normalidad; es urgente que las autoridades comprendan que no es normal que se sigan acribillando periodistas con esta insistente frecuencia, es importante tomar acciones enérgicas y contundentes, que inhiban de forma certera estos imperdonables actos que laceran la libertad de expresión de un país entero.

Hacemos un llamado para dotar de todos los recursos de defensa y apoyo a las familias de las comunicadores agredidos, así como también a las investigaciones, sin descartar de forma prematura la posibilidad de que el ataque pudiera estar relacionado con el ejercicio profesional de las víctimas.

Basta de impunidad y de seguir tolerando los ataques contra periodistas.

Justicia para Reynaldo López y Carlos Cota.

Fernando Olivas. Secretario General del SNRP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *